30 nov 2016

La respuesta del ASB al huracán Matthew en Haití

Tras la gran destrucción del huracán, el ASB brinda ayuda inmediata y ayuda de reconstrucción en el país caribeño.

Debido al huracán Matthew que llegó a Haiti el 4 de octubre 2016, alrededor de 1.4 millones de personas han perdido sus existencias. Frente a esa situación, el ASB no se quedó ausente. Como primera acción, el equipo de la oficina nacional del ASB en Haiti, empezó con la distribución de alimentos y de agua purificada. Para apoyar este esfuerzo, dos expertos internacionales del ASB en la ayuda inmediata llegaron a Haiti y se fueron a las regiones más afectadas en el suroeste del país para evaluar la necesidad de ayuda. En este momento, la magnitud del daño del huracán todavía no estaba cierta. Tras haber visitado en barco varios lugares altamente destruidos como Tiburon, Saint Louis du Sud o Saint Jean du Sud, se tomó la decisión de extender la ayuda del ASB sobre todo en el ámbito del agua purificada. Muchas fuentes quedaron destruidas o contaminadas.

Para enfrentar esa situación delicada que representa un gran peligro para la propagación de enfermedades, el ASB mandó el equipo denominado FAST desde Alemania a esta región. Compuesto de profesionales y voluntarios preparados en la ayuda inmediata, este equipo llevó tres instalaciones de tratamiento de agua potable. A partir de su inauguración en tres diferentes comunidades, esas instalaciones abastecen en su total más de 2,000 personas cada día con la cantidad necesaria de agua potable. El equipo FAST capacitó también a personas locales en el uso y el mantenimiento de esas instalaciones.

Tras esa ayuda de inmediata, el ASB está planificando la ayuda de reconstrucción. Un enfoque será la construcción de casas a prueba de catástrofes y la capacitación de carpinteros en esta manera de construcción. El ASB cuenta con experiencia en este ámbito, como reconstruyó varios casas, colegios, calles y puentes tras el terremoto en el 2010 en Haiti. Esos edificios superaron ahora el huracán Matthew y se quedaron intactos.