21 dic 2017

Respuesta humanitaria inclusiva, ¿Realidad o Desafío?

Diagnóstico rápido de ASB sobre inclusión de personas con discapacidad y adultos mayores en la respuesta humanitaria a la crisis de refugiados de Rohingya.

El Arbeiter-Samariter-Bund (ASB) junto con Centro para la Discapacidad en el Desarrollo (CDD) y Aktion Deutschland Hilft (ADH) realizaron un diagnóstico rápido sobre inclusión de personas con discapacidad y adultos mayores en la respuesta humanitaria a la crisis de refugiados de Rohingya en el área de Bax de Cox en Bangladesh (CDD) Bangladesh. El estudio se llevó a cabo del 29 de noviembre al 4 de diciembre del 2017.

¿Quienes son los Rohingya?

Los Rohingya son un grupo étnico, en su mayoría musulmán, concentrado en Rakhine, uno de los estados más pobres de Myanmar, donde han vivido durante generaciones, aunque muchos de ellos emigraron a Bangladesh durante el dominio británico. Myanmar, luego de obtener su independencia, siendo una nación mayoritariamente Budhista se negó a reconocer a los Rohingya como ciudadanos, convirtiéndolos en un pueblo sin patria. Sin ningun reconocimiento como ciudadanos o residentes del país, los Rohingya tienen acceso limitado a educación, trabajos y sistemas de salud, el resultado de ésto siendo: pobreza crónica y marginalización.

Más de 625,000 Rohingya han emigrado a Bangladesh desde el 25 de agosto de 2017, huyendo de la violencia étnica en el estado de Rakhine en el suroeste de Myanmar. El éxodo masivo ha aumentado la población Rohingya total en Bangladesh a más de 800,000. En particular, el número de personas Rohingya en la zona de Bax de Cox en Bangladesh casi se ha triplicado, y más de la mitad de los recién llegados aún viven en asentamientos informales con poco o ningún refugio, comida, agua potable o saneamiento.

¿Realidad o Desafío?

En el diagnóstico rápido sobre inclusión de personas con discapacidad y adultos mayores en la respuesta humanitaria a la crisis de refugiados de Rohingya en el área Bax de Cox en Bangladesh (CDD) Bangladesh, realizado del 29 de noviembre al 4 de diciembre del 2017 por el Arbeiter-Samariter-Bund (ASB) junto con Centro para la Discapacidad en el Desarrollo (CDD) y Aktion Deutschland Hilft (ADH), se destacan 5 claves para la inclusión de las personas con discapacidad y adultos mayores en la ésta crisis de refugiados:

  1. Identificación
    En general, existe muy poca conciencia y práctica en la identificación de personas con discapacidad y adultos mayores en la respuesta humanitaria, ya que muy pocos actores están recolectando información desagregada por género, edad y discapacidad.
  2. Accesibilidad
    Existen muy pocos servicios o terrenos en el campo de refugiados que sean accesibles a las personas con discapacidad y adultos mayores con funciones limitadas, e igualmente la información no es accesible para todas y todos.
  3. Participación significativa
    La participación de las personas con discapacidad y adultos mayores es nula o muy limitada.
  4. Empoderamiento
    Las personas con discapacidad y adultos mayores enfrentan discriminación y barreras del entorno, tanto en el campo de refuagiados, como de las personas, inclusive personas que prestan asistencia.
  5. Reconocimiento de sus derechos
    Las personas adultas mayores y con discapacidad consultadas en el diagnóstico no estaban conscientes de sus derechos como refugiados o como personas con discapacidad y adultos mayores.

 Para seguir leyendo y conocer las recomendaciones del equipo que realizó el diagnóstico, puedes descargarlo en el siguiente enlace: http://bit.ly/2DnCGVX
Éste diagnóstico no es representativo, y solo proporciona un pequeño relato de lo que está ocurriendo.