14 jun 2018

Ayuda humanitaria de emergencia a víctimas de la erupción volcánica en Guatemala

El Volcán de Fuego, de 3.763 m de altitud y ubicado a 35 km al suroeste de la capital, ha estado activo durante meses. La violenta erupción del volcán del 03 de junio ha causado flujos piroclásticos, que han sepultado comunidades enteras.

Tras la violenta erupción del Volcán de Fuego, que ha cobrado hasta ahora al menos 110 muertes y cientos de desaparecidos, Acción contra el Hambre y ASB Alemania brindan de manera conjunta ayuda humanitaria de emergencia con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID), el Gobierno de la República Federal de Alemania a través de su Embajada en Guatemala y el Start Fund Network cuyos fondos provienen de la Unión Europea y de los Gobiernos del Reino Unido, Holanda, Irlanda y Bélgica.

El total de subvenciones que ha recibido el consorcio Acción contra el Hambre – ASB Alemania para esta primera fase de ayuda, asciende a 175.000 USD.

En estrecha coordinación con la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) y el Consejo Nacional de Personas con Discapacidad (CONADI), el consorcio Acción contra el Hambre – ASB Alemania ha realizado inmediatamente después de ocurrido la erupción un diagnóstico rápido de necesidades en los municipios afectados para responder con ayuda humanitaria de emergencia que permite mejorar el acceso a agua segura, saneamiento básico y condiciones de higiene de al menos 5.000 personas severamente afectadas por la erupción. La peculiaridad de esta ayuda es su enfoque inclusivo respecto a personas con discapacidad, uno de los grupos de población que más sufren en situaciones de desastres.

El Volcán de Fuego, de 3.763 m de altitud y ubicado a 35 km al suroeste de la capital, ha estado activo durante meses. La violenta erupción del volcán del 03 de junio ha causado flujos piroclásticos (combinación de gases tóxicos, aire a elevadas temperaturas y materiales sólidos expulsados por el volcán), que han sepultado comunidades enteras.

Hasta la fecha se registran un total de 1,7 millones de personas afectadas, 110 muertos, cientos de desaparecidos y 12.823 personas que han tenido que evacuar sus hogares.

Los esfuerzos de búsqueda y rescate han tenido que ser interrumpidos en varias ocasiones por el riesgo de lahares (desplazamientos masivos de agua y cenizas), provocados por las fuertes lluvias características de esos meses en la región centroamericana.

Fotografías cortesía de CONRED.