23 nov 2018

El Niño en Guatemala

Como parte del proyecto de Aktion Deutschland Hilft destinado a reducir los efectos del fenómeno de El Niño, ASB distribuyó filtros de agua a familias, escuelas rurales y un puesto de salud.

Se distribuyeron 224 filtros, beneficiando directamente a más de 112 familias (en algunos casos dos filtros repartidos por familia) y un par más indirectamente. También se distribuyeron filtros de agua a escuelas y un puesto de salud para garantizar que el agua potable llegara a los estudiantes y los pacientes, así como para prevenir las enfermedades provocadas por el agua.

«Bebíamos agua muy sucia, ya que la recogíamos del río o de pozos comunales, […] También la recogíamos de la lluvia. Ahora la bebemos limpia.» Expresó Mario Mendoza, beneficiario de la comunidad de Shalaguá a Sonia Mejía, trabajadora humanitaria de ASB América Central. «Ahora, gracias al proyecto, los beneficiarios podrán proporcionar agua potable a sus familias sin que les dé diarrea, que es la enfermedad más común que contraen con el agua».

Un puesto de salud comunitario en medio de las montañas

Ubicado en la bifurcación entre dos de las tres comunidades atendidas por el proyecto ADH, el puesto de salud Shalaguá atiende y ayuda a la mayoría de las familias que viven en Chiquimula, a pesar de estar casi en el medio de la nada.

Con una población atendida que subsiste sólo de alimentos básicos, como frijoles y maíz, el puesto de salud de Shalaguá cuenta con tres salas clínicas para la atención médica de sus pacientes. Sin embargo, no hay médico: sólo un enfermero profesional se ocupa de los asuntos importantes dentro del puesto. A pesar de la falta de un sistema de salud básico, el enfermero se esfuerza por curar y mantener a sus pacientes sanos y salvos.

Con el fin de proveer y cubrir las necesidades básicas de salud, ASB distribuyó equipos de salud sencillos como muebles básicos, esterilizadores, pesas y medicamentos básicos (utilizados en enfermedades comunes como la gripe, fiebre, infecciones y enfermedades estomacales comunes) al puesto de salud en Shalaguá, Chiquimula.

ASB también implementó mejoras de infraestructura en el puesto de salud: Se mejoró todo el sistema de agua potable en cada una de las salas clínicas para garantizar la calidad y la higiene de la atención al paciente.

«Este puesto de salud es el más cercano a las familias que viven en más de cinco pequeñas comunidades de Shalaguá. La próxima institución de salud está a más de una hora de distancia.» Explica Alejandro Zurita – Director Regional para ASB Centroamérica.  «He estado trabajando en Chiquimula durante los últimos diez años, […] la sequía ha afectado bastante a la región.»

El enfermero encargado del puesto de salud expresó su gratitud por recibir ayuda, ya que mejoró la calidad de la atención y la higiene de sus pacientes, así como la cantidad de pacientes que reciben tratamiento por día. Sin embargo, la lucha continúa, ya que el puesto de salud de Shalaguá no recibe ayuda permanentemente.